La brandada de bacalao es un plato que enamora al que lo prueba. Agradable, delicado y sencillo. Además le vamos a añadir una salsa de pimientos de piquillo que hará las delicias de los más exigentes.

¿CÓMO SE HACE UNA BRANDADA DE BACALAO? 

Vamos a usar bacalao desalado o fresco para poder disfrutar de este plato sin complicarnos la existencia. La velocidad de vida que llevamos nos obliga a simplificar para poder disfrutar de la comida sin sacrificar demasiado tiempo. Para esto la verdad es que la Thermomix es una gran ayuda.

Antiguamente, al no tener las posibilidades actuales de transporte en el interior de España era de los pocos pescados usados en la cocina. La sal es un buen conservante y al ser un pescado económico permitía que muchos españoles del interior pudiesen disfrutar de este pescado.  Por ello hay muchas recetas tradicionales que usan el bacalao como ingrediente principal. En mi región La Mancha hay innumerables recetas con bacalao como el ajoarriero o atascaburras, el bacalao manchego, el tiznao o el bacalao con cebolla.

ENCUENTRA LA RECETA DE LOS PIMIENTOS DE PIQUILLO RELLENOS DE BRANDADA DE BACALAO EN YOUTUBE

EL RINCÓN CULINARIO

Por Luis Yllá

Llegó a nuestro hotel precedente del País Vasco una señora con su gatito; y venía a ofrecer recetas de cocina de su pueblo.

Llevaba un bacalao entre sus bártulos y le sugerimos que lo cocinara en nuestra cocina. Nos escuchó, cogió el bacalao desalado y se puso manos a la obra, pero se detuvo e improviso a mitad de la preparación porque no sabía dónde estaba su lindo gatito, al cual había puesto en el suelo minutos antes mientras cocinaba. Después del michino comenzó a maullar insatisfecho y se fue inadvertidamente.

– Es mi gatito; soy una pobre mujer viuda, y mi gatito es todo lo que tengo- dijo la señora.

– es ferropénico, no tiene garras y es exclusivamente piscívoro, si no lo encuentro mi bestezuela sufrirá mucho-añadió.

Transcurrieron unos pocos días y la señora había conseguido cocinar por fin una exquisita y exitosa brandada de bacalao. Convirtió la brandada en el plato estrella de la localidad. El día de Navidad fue condecorada por el ayuntamiento con una placa gastronómica.

Aquella mañana el gatito se había muerto y la pobre viuda tuvo que enterrarlo en un descampado bajo un cerezo florido. Su tristeza se acentuó con el pasar de los días y dejó de atender la cocina del hotel con el consiguiente disgusto que nso produjo. La contrariedad de los clientes era notoria al verse privados de tan apetitosas recetas.

Los gatos del pueblo se arrimaban en torno a la tumba del gatito de la pobre señora viuda, mostraban respeto y querían exhibirse a la dueña. Ella los vio muy concentrados y empeñados en agradar, a lo cual correspondió llevándoles comida con cierta frecuencia.

Una tarde que volvía al hotel observó, justo al lado de las basuras, en un callejón maloliente, un gato andrajoso y escuálido, sin embargo, tenía unos ojos tan azules y luminosos que daba gusto verlos. La viuda se apiadó de él, lo visitó diariamente y le ofrecía comida, mas el animal rehusaba el ofrecimiento y empeoraba a ojos vistas.

Fue una tarde fría de invierno cuando se dio cuenta de que al moribundo felino solo le gustaba el bacalao. Decidió adoptarlo, se lo llevó a casa y lo lavo a conciencia en la bañera.

Unos minutos después el gato mostró todo su esplendor y la pobre mujer descubrió algo asombroso; aquel gato era idéntico en color y tamaño a su anterior gatito. No quiso indagar más, se encaminó con su muevo minino a la cocina del hotel y se dispuso a preparar sabrosísimas brandadas de bacalao.

Colocó a su mascota en una esquina de la cocina y, mientras calentaba a juego medio una cazuela con bacalao, oyó un frágil maullido. Ella se sonrió porque el nuevo gatito estaba ahora atado con una preciosa correa de metal a una de las patas de la mesa.

Nosotros celebramos aquel reencuentro de ambos, o lo que fuese aquel ser gatuno porque de nuevo el púbico demandaba las brandadas de bacalao.

Y quien no entienda esta historia que pruebe una brandada de bacalao de la señora viuda mientras oye un suave y felicísimo maullido.

Nuestra historia bien podría haberse tratado de cualquier pueblo de la península ibérica porque el bacalao encaja perfectamente en la lista de alimentos que tienen relación con la cuaresma o vigilia. Además se asemeja mucho en su fundamento a un plato manchego, típico de invierno, de lugares fríos, incluso muy solicitado cuando caen las primeras nieves en la Serranía de Cuenca, solo que en estas zonas de la meseta se denomina atascaburras.

VALOR NUTRICIONAL DEL BACALAO

El bacalao aunque es un pescado blanco es excelente por ser nutricionalmente muy completo. Está compuesto por:

  • Proteínas de gran calidad.
  • Bajo en calorías 80Kcal/100g.
  • Grasas omega 3, que protegen el sistema cardiovascular, aunque al ser magro tiene menos cantidad que los pescados azules.
  • Su elevado contenido en minerales como selenio, sodio, fósforo, iodo, potasio y calcio. Especialmente el selenio no es muy abundante en los alimentos y es imprescindible para proteger las células evitando su envejecimiento.
  • Gran variedad de vitaminas.

¿CÓMO DESALAR EL BACALAO?

Si sois de las que disfrutáis con la cocina y os gusta desalar vosotros mismos el bacalao entonces seguid estas instrucciones para desalarlo:

Debemos cortar las piezas si son muy grandes en trozos más pequeños. Lavamos el bacalao debajo del grifo y luego cubrimos las piezas con agua abundante y con la piel del bacalao hacia arriba. Lo metemos en la nevera para que la temperatura sea constante entre 6º y 8º evitando así que el bacalao fermente.

Debemos desalarlo durante 48 horas al menos, cambiando el agua cada 8 horas. Para que no se nos olvide lo mejor es ponernos una alarma en el móvil. Yo sin ella estoy perdida porque con la cabeza que tengo no me acuerdo ni de cambiar el agua la primera vez.

Se renueva el agua porque como este proceso es por ósmosis, llega un punto que la concentración de sal en el agua es igual a la del bacalao con lo que la salida de la sal del bacalao hacia el agua se para. De ahí la necesidad de cambiarla cada cierto tiempo.

Una vez desalado, sacamos el bacalao del agua y lo ponemos sobre un papel absorbente para que escurra bien y así cuando vallamos a utilizarlo no esté aguado. También lo podemos congelar para usarlo posteriormente. Siempre hay que revisar por si hubiera espinas para quitarlas.

Cuando hayamos terminado la brandada comenzamos a rellenar los pimientos de piquillo, que habremos escurrido bien previamente. Parecen el capuchón de Caperucita Roja llevando la comida a su abuelita, ¿verdad? El color rojo es muy atractivo, a mi hija le encantan cuando los ponemos para comer.

Y el toque final viene con la deliciosa salsa de pimientos rojos que le añade un sabor increíble al plato. A mí personalmente me chifla, pero sin abusar que no es hipocalórica.

Pues así de sencilla es esta receta de pimientos de piquillo rellenos de brandada de bacalao con Thermomix.

RECETA DE BRANDADA DE BACALAO

Imprimir receta
BRANDADA DE BACALAO
Los pimientos de piquillo rellenos de brandada de bacalao y acompañados de una sabrosa salsa de pimiento rojo y puerro será todo un éxito incluso para los más pequeños. Con la thermomix es muy fácil de elaborar.
como hacer pimientos piquillos
Votos: 1
Valoración: 5
¡Puntúa esta receta!
Agregar a plan de comida:
Esta receta se ha agregado a su Plan de comida
Tiempo de preparación 14 minutos
Tiempo de cocción 30 minutos
Raciones
personas
Ingredientes
  • 2 dientes ajo
  • 100 g aceite de oliva virgen extra
  • 400 g bacalao desalado en trozos sin piel ni espinas
  • 50 g leche
  • 1 pizca pimienta blanca
Tiempo de preparación 14 minutos
Tiempo de cocción 30 minutos
Raciones
personas
Ingredientes
  • 2 dientes ajo
  • 100 g aceite de oliva virgen extra
  • 400 g bacalao desalado en trozos sin piel ni espinas
  • 50 g leche
  • 1 pizca pimienta blanca
como hacer pimientos piquillos
Votos: 1
Valoración: 5
¡Puntúa esta receta!
Agregar a plan de comida:
Esta receta se ha agregado a su Plan de comida
Instrucciones
  1. Pon los ajos en el vaso y trocea programando 5 segundos, velocidad 7. Con la espátula, baja los restos de ajo de la tapa y del interior del vaso hacia las cuchillas.
  2. Incorpora el aceite de oliva y programa 6 minutos, temperatura Varoma, velocidad cuchara. Retira a una jarra resistente al calor y reserva.
  3. Sin lavar el vaso, pon el bacalao, la leche y la pimienta. Programa 6 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1. Abre la tapa, baja el vaso de la máquina y deja templar 10 minutos.
  4. Pon el vaso en la máquina y tritura programando 30 segundos, velocidad progresiva 5-10. Con la espátula, baja los restos de la mezcla de la tapa y del interior del vaso hacia las cuchillas.
  5. Con el cubilete puesto en la tapa, programa velocidad 5, 1 minuto. Vierte poco a poco el aceite reservado sobra la tapa. Vuelca en un bol y reserva en el frigorífico.
Notas de la receta

MENAJE DE COCINA

Thermomix

Cuchara de madera

Vajilla

TRUCOS

Forma de desalar el bacalao: Ponga el bacalao salado en remojo con abundante agua fría durante al menos 24 horas. Cambie el agua 3 o 4 veces como mínimo.

EMPLATADO

Poner los pimientos rellenos en un plato sencillo, pues el color de los pimientos ya tiene suficiente importancia por sí mismo,  espolvoreando con un poco de perejil picadito y servir acompañado de la salsa de pimientos de color naranja. Muy atractivo tanto color para los más peques.

Comparte esta receta

 

RECETA DE PIMIENTOS DE PIQUILLO RELLENOS

Imprimir receta
PIMIENTOS DE PIQUILLO RELLENOS
Los pimientos de piquillo rellenos de brandada de bacalao y acompañados de una sabrosa salsa de pimiento rojo y puerro será todo un éxito incluso para los más pequeños. Con el robot thermomix es muy fácil de elaborar.
como hacer pimientos piquillos
Votos: 1
Valoración: 5
¡Puntúa esta receta!
Agregar a plan de comida:
Esta receta se ha agregado a su Plan de comida
Tiempo de preparación 22 minutos
Tiempo de cocción 40 minutos
Raciones
personas
Ingredientes
  • 1 lata grande pimientos de piquillo 25 unidades
  • 350 g brandada de bacalao
  • 150 g pimiento rojo en 2 o 3 trozos
  • 1 Ud puerro, solo la parte blanca, en 2 o 3 trozos
  • 50 g aceite de oliva virgen extra
  • 200 g nata líquida
  • 1 pizca sal
  • 1 pizca pimienta
Tiempo de preparación 22 minutos
Tiempo de cocción 40 minutos
Raciones
personas
Ingredientes
  • 1 lata grande pimientos de piquillo 25 unidades
  • 350 g brandada de bacalao
  • 150 g pimiento rojo en 2 o 3 trozos
  • 1 Ud puerro, solo la parte blanca, en 2 o 3 trozos
  • 50 g aceite de oliva virgen extra
  • 200 g nata líquida
  • 1 pizca sal
  • 1 pizca pimienta
como hacer pimientos piquillos
Votos: 1
Valoración: 5
¡Puntúa esta receta!
Agregar a plan de comida:
Esta receta se ha agregado a su Plan de comida
Instrucciones
  1. Pon los pimientos de piquillo en el cestillo para que escurran el líquido.
  2. Rellena los pimientos de piquillo con la brandada de bacalao reservada. (separa un pimiento, sin rellenar, para hacer la salsa).
  3. Pon en el vaso el pimientos fresco y el puerro. Trocea programando 3 segundos, velocidad 5. Con la espátula, baja los restos de verduras de la tapa y el interior del vaso hacia las cuchillas.
  4. Añade el aceite y programa 7 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1.
  5. Espera unos minutos a que baje un poco la temperatura y tritura programando 30 segundos, velocidad progresiva 5-10.
  6. Vierta la salsa sobre los pimientos ya rellenos.
Notas de la receta

UTENSILIOS DE COCINA

Thermomix

Cuchara de madera

Vajilla

EMPLATADO

Poner los pimientos rellenos en un plato sencillo, pues el color de los pimientos ya tiene suficiente importancia por sí mismo,  espolvoreando con un poco de perejil picadito y servir acompañado de la salsa de pimientos de color naranja. Muy atractivo tanto color para los más peques.

SUGERENCIAS

Si quieres, puedes decorar los pimientos con salsa de tinta de chipirón.

Comparte esta receta

Pin It on Pinterest

Share This