RECETA SIN COMPLICACIONES

Vamos a preparar sopa de cebolla. Dicho así, parece que vamos a meter una cebolla en agua y la vamos a calentar. Bueno, la receta es fácil, pero tiene algún paso más. Te los voy a contar un poco más abajo. Comenzamos.

CEBOLLA PARA TODO

Habrás oído hablar de los beneficios que se le atribuyen a la cebolla o a sus compuestos. Sirve para todo: dolores de cabeza, menstruales, problemas respiratorios, e incluso es parte de la formulación de algunos champús.

No todos esos remedios tienen una base científica, por lo que hay que andar con cuidado a la hora de tomar productos milagrosos que pueden empeorar nuestra salud en vez de mejorarla. Alimentarse con productos naturales como la cebolla es mucho más eficaz.

Te voy a contar como preparar una deliciosa sopa de cebolla, en muy poco tiempo, perfecta para tomar como primer plato o para cenar.

CEBOLLA DE SIEMPRE

La cebolla es un alimento que proviene de Asia y lleva mucho tiempo acompañándonos. Se tienen datos de que ya se usaba allá por el año 3200 a.C.

La receta de sopa de cebolla también es muy antigua. La primera de la que se tiene documentos se conserva en un libro de cocina llamado Le Viandier del siglo XIV, libro que se conserva en la Biblioteca Nacional de Francia.

El consumo de sopa de cebolla siempre se ha asociado a alimento de las clases bajas de la sociedad, pero eso ya no es así, ahora, es imprescindible en cocinas como la francesa o la española.

 

VÍDEO DE UN MINUTO DE SOPA DE CEBOLLA

PROPIEDADES

 La cebolla es un bulbo vegetal bianual con un bajo contenido energético. Baja en calorías, y elevado contenido en potasio mineral, responsable del buen funcionamiento de los músculos y los nervios, vitamina C, flavonoides, quercitina, fundamental en los procesos antioxidantes, y compuestos azufrados volátiles. Esos mismos compuestos son los responsables de nuestros lloros al trocear las cebollas.

Por todo ello, y mucho más, la cebolla debería ser un alimento siempre presente en nuestra dieta.

 

 

DESCUBRIENDO NUEVAS SENSACIONES

¿Qué te vas a encontrar al probar esta receta?

  • Su sabor es una mezcla dulce y salada, ligeramente picante y aromática.
  • Si añades pan y queso queda mucho más consistente. Querrás hacerle una foto, como he hecho yo.
  • Tu cocina te va a recibir con los brazos abiertos. Da gusto cocinar con olores tan deliciosos.
  • El pan y el queso le va perfecto. Se convierte en una sopa de diez.

INGREDIENTES DE RECETA

Son pocos, pero los necesarios para que te quede sabrosa.

  • Cebolla. Elige las más brillantes, que estén duras y sin manchas. Frescura asegurada.
  • Harina o maicena. Te hará falta una pequeña cantidad para que le dé cuerpo. Si eres celiaco la puedes sustituir por maicena, además evitarás que salgan grumos.
  • Laurel. Van a aportarle al agua unos aromas impresionantes. También puedes usar tomillo.
  • Caldo concentrado. Añade una pastilla de caldo de pollo para darle ese toque diferente.
  • Pan tostado. Puede ser del que te haya sobrado del día anterior.
  • Queso. Manchego fresco rallado, para que se funda sobre el pan, y mezcle su sabor con el de la sopa. Puedes usar cualquier queso que funda bien.
  • Sal. Poco o nada. Si el concentrado que añadas la lleva, no hará falta más.
  • Pimienta. Acompaña y da consistencia a la sopa.
  • Aceite de oliva virgen extra. Siempre.
  • Agua.

Encuentras cebollas todo el año en el supermercado, pero su mejor época es la primavera. Es un ingrediente barato, y lleno de posibilidades.

 

 

PASOS A SEGUIR

  • Pela y pica la cebolla. Rehógala, a fuego lento, con un poco de aceite, sal y pimienta.
  • Mientras, pon una cacerola con agua, y añade el concentrado de pollo, laurel y tomillo.
  • Cuando la cebolla esté transparente en la sartén, echa la harina.
  • Añade la cebolla rehogada al agua, y deja reposar 5 minutos.
  • Vierte en un recipiente para horno, y cúbrelo con pan tostado y queso.
  • Gratina, pon el pan justo antes de gratinar, si no se reblandece.

Si preparas bastante cantidad, puedes conservarla 3 o 4 días en la nevera en un recipiente hermético.

OTRAS RECETAS QUE PUEDEN GUSTARTE

 

YA LO TENEMOS TODO

Ya has visto que preparar una sopa nutritiva y cargada de vitaminas, no tiene porque ser difícil. Ponte manos a la obra y disfruta preparando tu primera sopa de cebolla.

RECETA DE SOPA DE CEBOLLA CON PAN Y QUESO. FÁCIL Y SABROSA. 

Imprimir receta
SOPA DE CEBOLLA CON PAN Y QUESO. FÁCIL Y SABROSA.
No hay nada tan fácil de preparar como esta sopa de cebolla. Delicioso sabor cargado de minerales y vitaminas. Aliada perfecta para el invierno.
Receta de sopa de cebolla con pan y queso
Votos: 1
Valoración: 5
¡Puntúa esta receta!
Agregar a plan de comida:
Esta receta se ha agregado a su Plan de comida
Tiempo de preparación 30
Raciones
Ingredientes
  • 500 g cebolla
  • 1/2 cucharada maicena o harina
  • 1 hoja laurel
  • 100 g pan 4 rebanadas
  • 100 g queso manchego fresco
  • 15 g aceite de oliva virgen extra
  • 1000 ml agua
  • 1 pastilla concentrado caldo de pollo
  • 1 pizca sal
  • 1 pizca pimienta
Tiempo de preparación 30
Raciones
Ingredientes
  • 500 g cebolla
  • 1/2 cucharada maicena o harina
  • 1 hoja laurel
  • 100 g pan 4 rebanadas
  • 100 g queso manchego fresco
  • 15 g aceite de oliva virgen extra
  • 1000 ml agua
  • 1 pastilla concentrado caldo de pollo
  • 1 pizca sal
  • 1 pizca pimienta
Receta de sopa de cebolla con pan y queso
Votos: 1
Valoración: 5
¡Puntúa esta receta!
Agregar a plan de comida:
Esta receta se ha agregado a su Plan de comida
Instrucciones
  1. Pela y trocea las cebollas.
  2. Pon a calentar una cucharada de aceite de oliva en una sartén. Añade la cebolla pimienta y sal. Rehoga durante 10 minutos hasta que esté dorada.
  3. Mientras pon una olla con agua, una hoja de laurel y una pastilla de caldo de pollo concentrado a hervir.
  4. Cuando la cebolla esté transparente y dorada añade la harina o maicena para que espese. Dale una vuelta y añade la mezcla a la olla con el agua hirviendo
  5. Dejar 5 minutos hasta que el agua empiece a hervir.
  6. Retirar del fuego y poner en un recipiente de cristal apto para el horno. Poner las rebanadas de pan encima de la sopa y espolvorear con el queso rallado hasta que las rebanadas queden cubiertas.
  7. Inmediatamente después, para que el pan no se ponga blando, meter en el horno a gratinar unos minutos hasta que el queso se dore. Si lo prefieres puedes hacer esta operación en el microondas para fundir el queso y no tendrás que encender el horno. Será más rápido, aunque no te quedará tan dorado.
  8. Servir calentito.
Notas de la receta

MENAJE DE COCINA

Olla

Cuchara de madera

Sartén

Cuchillo

Tabla de cortar

Rallador

Recipiente para horno/microondas

TRUCOS

No añadas el pan hasta que estés preparada para meterlo todo a gratinar. Prepara el pan con el queso fuera, y añádelo todo a la vez.

Para que quede más aromática también puedes añadir tomillo.

Si añades maicena en lugar de harina evitarás que te salgan grumos.

El concentrado de pollo 100% natural de Avecrem lleva sólo aceite de oliva como grasa y utiliza ingredientes naturales.

EMPLATADO

Preséntalo en un cuenco bonito para que resalte, si puede ser oscuro, mejor.

Información nutricional
SOPA DE CEBOLLA CON PAN Y QUESO. FÁCIL Y SABROSA.
Cantidad por ración
Calorías 249 Calorías de la grasa 108
% valor diario*
Grasa total 12g 18%
Grasas saturadas 5g 25%
Grasas poliinsaturadas 1g
Grasas monoinsaturadas 5g
Colesterol 21mg 7%
Sodio 692mg 29%
Potasio 258mg 7%
Carbohidratos totales 29g 10%
Fibra dietética 3g 12%
Azúcares 7g
Proteínas 9g 18%
Vitamina A 6%
Vitamina C 16%
Calcio 22%
Hierro 8%
* Porcentajes diarios basados en una dieta de 2000 calorías.

Comparte esta receta

 

Si cocinas esta receta, que no se te olvide hacerle una foto y ponerle el hastag #deliciousspanishfood. Así, también podré disfrutar de tus deliciosos platos.

Pin It on Pinterest

Share This